sábado, 24 de abril de 2010

EL TERREMOTO... DESDE EL 27 DE FEBRERO EN ADELANTE

Esa noche nos fuimos a acostar como siempre...habíamos ido a la peluquería con mi cuñada, mi sobrina y los niños, y llegamos como a las once a la casa. Nos dormimos después de la mamadera y la leche y a las 3 y media mas o menos empezamos a sentir el gran temblor y ruido que afectaba a nuestra casa.
Es difícil poner todo lo que uno piensa o siente en ese momento, en palabras porque son muchas. Pero intentare escribirlo para poder recordarlo cuando pase un año, o dos de este evento. En mi historia no hay drama ni tragedia porque gracias a Dios no sufrimos nada de eso, sin embargo fuimos testigos estupefactos de lo que pasaba a nuestro al rededor con gente que perdió sus casas, o seres queridos.

EN LA MADRUGADA
Lo primero que hice, al parecer fue pegar un grito (según mi esposa)... pero no de ¿esta temblando!!!! sino, de nerviosismo o miedo sencillamente. Luego, traté de levantar al Agustín que dormía en medio de nosotros, pero al principio no pude, ya que me movía y no podía agarrarlo, por lo que pensé que estaba ofreciéndome algo de resistencia... me di cuenta al momento que no era él, sino que yo no podía mantenerme equilibrado nada mas.

Al final, lo tomé y me abrazó ... con el nos fuimos hasta el borde de la puerta de la pieza y ahí nos quedamos.
espere unos segundos y mi esposa, aun no venia... estaba sentada, como mirando... o aun quizás sin saber que pasaba. Luego le hable parece para que tomara a mi hijita de su cuna y viniera hasta donde nosotros.

en eso, pasaron unos cuantos segundos y todo lo demás lo pasamos en la puerta de la pieza. Aun no se si es un mito, o no, pero ese lugar siempre he sabido que es uno de los seguros.
La casa se sacudía violentamente y muchas cosas pasaron por mi mente:
-¿ira a aguantar?
-¡Que lata! tenia que ir a trabajar en la mañana... (no me disgusta ir esos días a la consulta)
-¿cuando se acaba?
creo, que también alcancé a pensar en la gente... en gente que tenia casas pobres y que se estaban derrumbando y también pensé en mis papas y en mis abuelos. No creí que nada les hubiese pasado, pero la fuerza increíble del terremoto, y los movimientos impresionantes en mi casa, daban para temer aunque fuera por décimas de segundos, que cosas realmente graves pudiesen pasar en cualquier lado.

era interminable... seguía y seguía y nosotros aun sintiendo los ruidos que hacia la casa al sacudirse...
Y seguía el ruido y el movimiento... sin parar...
Por dos minutos, supimos mas tarde, fue un terremoto de 8,8 grados Richter en dos o tres picks, que sacudieron toda la región del Bíobío con epicentro en Cobquecura, y que se sintió con fuerza desde Santiago a Temuco.

De pronto... fue calmando, pero no del todo... pero al menos nos permitió vestirnos y bajar para salir de la casa.
Mi señora me pidió que nos alejáramos a alguna parte alta. Un cerro o algo así. Ya que vivimos cerca del Mar y pensó que luego vendría el tsunami arrastrando todo. Yo nunca tuve cultura de esto, y sabia absolutamente nada de nuestra situación, y si era o no urgente salir de la casa.

Se batieron las puertas de los closets, se cayeron los muebles, la televisión se desplazo junto a su mueble con ruedas hasta la puerta de la pieza, Entre las cosas que se cayeron, estaban hartos libros, (un estante completo)... la loza, un televisor (el del primer piso)... etc... casi todo en el suelo.
Vidrios quebrados en el piso y el piso además mojado con licores que se quebraron y un olor a cerveza tb... Perdí una royal recién comprada...

Fuera de esto estábamos todos bien. Estaban de visita en mi casa la Moni (mi cuñada) y su hija, que no daban señales de nada....y solo después de gritarles varias veces salieron de las piezas.
Bajamos al fin.

Luego nos subimos al auto. No apague nada... ni el gas ni la luz... desconocía que tenia hacer eso...
Al pasar por la conserjería, solo vimos al conserje con cara de asustado y preguntando donde se cortaba el gas. Le dije que en cada casa n mas... y alcance a preguntarle que a donde iba toda la gente... Iban a un cerro cercano, donde esta el colegio del Agustín y allí fuimos.

Fue en orden aunque había ya autos que trataban de pasar rápido por encima de las veredas.
Subimos con autos en caravana y nos instalamos en el centro del estacionamiento.. lejos de los postes y aun sin saber mucho de todo esto...
ahí nos quedamos hasta las 6 o 7 de la mañana.

EN EL CERRO
Al llegar arriba, vimos, que muchos autos se estaban estacionando ordenadamente, quizás con la intención de no obstaculizar el paso tampoco, en caso de tener que salir rápido de ahí también.
Prendimos la radio y tratamos de sintonizar alguna emisora.

Nada... solo ruido, excepto la Pudahuel en donde un tipo con voz de caribeño ponía música bailable. Comentó algo del terremoto, con cierto temor, y dando la impresión que no sabia mucho de como hablar en la radio. Internamente, creo que pensé... saquen luego a este pobre tipo y den lo que realmente nos interesa... saber que fue todo esto, donde fue el epicentro y que grado fue... aunque, obviamente sabíamos que había sido algo terrible.

al rato, se me ocurrió revisar otras bandas... AM, y seguir revisando todas las amplitudes.
Hasta que escuche una radio Argentina, que tímidamente daba la noticia. Un fuerte temblor se había sentido en extensas zonas de la Argentina y no sabían que magnitud y grado de problemas estaban sucediendo en Chile. quizás, ellos ya sabían que aquí había sido el epicentro. Allá tal parece que no tiembla nada de nada, así que esto fue grave para ellos. Los locutores, demostraban preocupación en sus voces, tímidamente trataban de no alarmar a la gente, pero se sentía que había miedo en el ambiente.

Los vecinos, se acercaban a los autos con radio, y conversaban entre si. Desconocidos, se preguntaban por si estaban bien... y una especie de ambiente distinto, mas calido, entre la gente comenzaba a surgir de completos extraños.
La gente, tal parece quería hablar y expresar lo que sentía.
Se veían autos con niños, con bebes, lolos, personas de mas edad. Todos arropados con lo que había, en cada auto.

Un grupo de lolos, comenzó a conversar conmigo, o seria yo que me acerque a ellos, no recuerdo, pero ellos, contaron que su papá estaba de turno en petrox y andaban de visita desde el norte. estaban quizás, con un ambiente de menor preocupación, a pesar de que estaban ahí, en la noche, con frío y apenas con sus piyamas.

De pronto, un resplandor detrás del cerro, ilumino un poco la noche... y luego un ruido... una explosión. Impresionante! sabíamos que era lejos, pero no se sabia de que era todo eso. Algunos aventuraron que era una estación de bencina que explotaba en Palomares... (esto es como a 3 kms, de nuestra posición)... Y de pronto, un segundo resplandor con su respectiva explosión casi al instante. Luego supimos que fue una Facultad de la Universidad de Concepción que explotó con fuerza y comenzó un incendio que la consumió por completo. Un amigo, colega, que vivía a dos cuadras de donde fue el incendio y explosiones, debe haberlo sentido al punto de atemorizar a cualquiera. El vivía en un 13avo piso, y según me contó, tuvo que caminar de rodillas para ir de una pieza a otra en su depto, para poder levantar a su hijita, y luego bajar por las escaleras de emergencia... Al salir, caminaron por la calle, hasta llegar cerca de la Facultad de Odontología de la Universidad de concepción, es decir, a 5 o 6 cuadras, pasando como a una o dos cuadras de donde fueron las explosiones.

Al final, cerca de 30 minutos después del terremoto, y las replicas, que ya comenzaban a disminuir un poco, se empezó a oir la Radio Bíobío, dando la información, de epicentro, y cosas así. Dos o tres asustadísimos locutores, empezaron a contar sus experiencias, de como llegaron a la radio, y que estaba pasando en ese momento en la radio, y en Concepción. creo que alguna autoridad llego a hablar... la alcaldesa, creo y el intendente... no lo recuerdo... o bien un alcalde. Describieron que una de las locutoras, estaba ahí, con solo sus piyamas y alababa su dedicación a la radio.

Se dijo, Talca, es la ciudad mas afectada... todo el casco antiguo de la ciudad esta en el suelo.
Este terremoto tiene una magnitud insólita y no se saben las reales dimensiones de todo el daño o las muertes que ha causado.
Luego, trasmisión de algunos detalles, y finalmente conectaron con Santiago, para la conferencia de la Presidenta... esto fue ya como a las 6 de la mañana.

CONTINUA LEYENDO...

1 comentario:

Cari dijo...

Mi Talca quedó en el suelo...Constitución, Iloca, Cauquenes, Curicó, Curanipe, Llico, Duao...te puedo seguir nombrando. Ha pasado ya un año y aún no está todo solucionado. Sólo escucho promesas y nada. Ellos no pueden seguir esperando. El dolor que le acarreó perder un ser querido se suma a la pérdida de sus hogares. No les hagamos más eterno su sufrimiento.